“Mañana tengo cita con un cliente y esta noche no he dormido nada y ya van dos seguidas. ¿Qué hago, propongo un cambio o voy?”

Seguro que situaciones como esta has vivido algunas: un olvido de algo, un estado de agotamiento que temes afecte a tu trabajo, una persona con la que tienes dificultades y haces como si nada…. “Hacer como si nada…”, esto es deshumanizarte y deshumanizar a las demás personas.

La cuestión no es tanto si hay una decisión correcta: proponer un cambio y respetar tus necesidades es tan válido como ir… ¿dónde está la humanización?

Desde mi punto de vista, en los contenidos de nuestras conversaciones, que son reflejo del contenido de nuestros pensamientos y creencias. Podría exponer antes de iniciar la reunión que he pasado un par de malas noches y que mi intención es estar lo mejor que pueda o podría no decir nada y hacer como si…. Podría llamar y poner una excusa (algo laboral, claro, que se trata de ser profesional…) o podría llamar y tantear otras opciones hablando de lo que ha ocurrido verdaderamente…

¡Y salió bingo! “Mostrarse profesional” … lo entendemos como ser una especie de robot sin emociones ni sensaciones físicas que siempre está al 100% y que prioriza el trabajo ante las necesidades personales…

Y así vamos por el mundo, siendo muy profesionales y enfermando a escondidas…

Si quieres saber más sobre cómo ayudar a tu equipo con estás y otras cuestiones laborales para que llegue a ser un equipo cohesionado, motivado a aportar valor y estar comprometidos con los valores y objetivos de la empresa, contacta conmigo, te escucho.

Puedes contactar haciendo clic aquí.